Lilia Arellano

Switch to desktop Register Login

Sábado, 19 Enero 2019 00:00

EL CASTILLO TÉTRICOS RENGLONES DE LA MUERTE DE BONNIN

Publicado en El Castillo Escrito por

EL CASTILLO

 

TÉTRICOS RENGLONES DE

LA MUERTE DE BONNIN

 

Esas temporadas vacacionales no hacen sino incrementar el deseo de saber, de conocer, de profundizar y también de, con toda calma, recordar. Así fue la llegada a la mente del “suicidio” del comisionado del INAI, Carlos Alberto Bonnin, de quien primero se aseguró sufrió un infarto, después dijeron, merced a un video, se lanzó por la ventana, para después ir corrigiendo tres versiones distintas hasta llegar, de nueva cuenta, a la determinación: suicidio, con todo y carecer de explicaciones sobre la vestimenta, lo cual hablaba de alguna etapa de amenaza o tortura previa. Con tan solo 38 años, Bonnin se inició en la política como director adjunto de la Secretaría de Salud, después se fue a la PGR y tres años ocupó la titularidad de la Unidad de Enlace para la Transparencia y Acceso a la Información del Senado.

 

Los asuntos manejados por este profesionista fueron delicados, lo cual hace dudar se suicidara después de recibir una llamada. Redondearon la información oficial señalando no había muerto al caer sino después debido a un infarto por los traumatismos múltiples, les faltó decir: dejó de respirar. Dentro de sus últimas participaciones está la de hacer pública la información relacionada con el crimen de Luis Donaldo Colosio. Expuso al respecto: “la verdad es un derecho imprescriptible e irrenunciable, no sólo de las víctimas y sus familiares, sino de la sociedad como un todo”.

 

Le dio batalla al senador y entonces jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, al realizar indagatorias sobre las reconstrucciones después del terremoto. Lo obligó a dar información contenida en sendas carpetas en poder del gobierno capitalino y a buscar en sus archivos el informe “Fortalecimiento de la Resiliencia CDMX” de la firma Bain & Company. Se involucró en el asunto de las guarderías del IMSS, particularmente en los hechos registrados en la ABC ubicada en Hermosillo, Sonora. Se exigió a ese instituto entregara los reportes de las supervisiones de guarderías durante el periodo del primero de enero del 2016 a marzo del 2018 de todas las instalaciones de resguardo infantil en el país.

 

Sin embargo y dado que antes del “suicidio” de Bonnin se registraron dos muertes ligadas al caso Odebrecht, en donde la familia de los fallecidos, padre e hijo, ha exigido investigaciones a fondo bajo la pretensión de haber sido ambos asesinados, se resaltó en su momento la participación del comisionado en este asunto. Bonnin votó en octubre a favor de la decisión del INAI de ordenar a la PGR la publicación de las versiones de los agentes del Ministerio Público involucrados en la averiguación previa. La PGR ya había reservado por cinco años los documentos relacionados a la empresa brasileña y sus conexiones y sobornos en México.  Esta solicitud levantó polémica porque se percibían los intereses generados en torno a Emilio Lozoya y otros funcionarios hasta llegar al propio Enrique Peña Nieto. Siendo la segunda ocasión en la que Bonnin se manifestaba a favor de conocer a fondo el expediente de la sobornadora, se hicieron comparaciones con la primera audiencia en la cual, por ejemplo, el comisionado Rosendoevgueni Monterrey Chepov argumentó que era necesario reservar la información. Chepov dijo que esto era porque la carpeta de investigación aún estaba en trámite. Esta exigencia de apertura informativa  aún no cumplida y una vez fallecido Carlos Bonnin Erales, desconociendo la hora de ese fatal  lunes 26 de noviembre  después de supuestamente arrojarse de un quinto piso a las 8:38 de la mañana, parece quedar en los anales del “nadie sabe, nadie supo” la verdad sobre el caso Odebrecht.  

 

Viernes, 18 Enero 2019 00:00

EL CASTILLO VISTO DESDE YUCATÁN

Publicado en El Castillo Escrito por

EL CASTILLO

 

VISTO DESDE YUCATÁN

 

Revisando apuntes y textos de fin de año nos topamos con una carta de Carlos Sobrino dirigida al gobernador de Quintana Roo. Podría pensarse en que ésta constituye una falta de respeto o abierta intromisión, sin embargo está escrita con la voz de un paisano con buenas intenciones, porque de haberse atendido no se hubiesen presentado tantas contradicciones en relación a la calificación sobre el gobierno estatal y menos aún se registrarían aseveraciones como la de contar con más recursos de la Federación cuando éstos han sido brutalmente disminuidos hasta alcanzar la menor cifra de los destinados a los estados con un total de solamente 807 millones. El documento del dirigente priísta yucateco señala:

 

“Todo el tiempo es conveniente hacer un alto para realizar un balance acerca de los avances que hemos tenido con relación a nuestros propósitos y en nuestras metas por alcanzar, lo que se justifica aún más tratándose de personas públicas como usted, en la situación en que se encuentra, a mitad del camino, cuando han transcurrido tres años de su administración. Y de la información que está a la mano a través de la prensa, radio y televisión, incluyendo los que fluyen en las redes sociales y el internet, además de las enriquecedoras charlas que he sostenido personalmente con viejos amigos, comunicadores quintanarroenses, puedo apreciar que entre las ofertas políticas que realizó en su campaña hay una que la gente reconoce que ha cumplido casi al 100% y que consistió en la persecución, consignación y encarcelamiento de los funcionarios corruptos de la anterior administración, incluyendo al gobernador. 

 

“En ese sentido, y salvo las 3 personas que se encuentran prófugas, la gente considera que ha alcanzado a plenitud la meta de combatir la corrupción… de la anterior administración. No obstante, la gente observa que esta situación no es igual con relación a sus demás ofertas de campaña, como puede fácilmente advertirse por el deterioro tanto de la situación económica como de la seguridad pública en el Estado. Porque, aunque todos se congratulan por los avances en contra de los funcionarios gubernamentales de la administración anterior, el haber, por ejemplo, metido a la cárcel a Borge, no le da de comer a la gente, ni crea empleos para su manutención. 

 

“El abandono y la pobreza en que se encuentra sumergida la Zona Sur del Estado, incluida la ciudad de Chetumal, la capital, sigue en espera de sus ofrecimientos de crecimiento económico a través de programas de desarrollo y estímulo a la producción agropecuaria y agroindustrial que su gobierno debería estar interesado en llevar a cabo y que no ha mostrado avance alguno. Pero el peor saldo de su gobierno es el que se refleja en la situación de seguridad que priva en el Estado, que ha empeorado, toda vez que el índice de comportamientos delictivos durante su administración ha más que duplicado la que se sufría en el gobierno anterior, y lo peor es que el crimen organizado, característico de la zona turística, ha comenzado a contaminar la antes pacífica zona sur de Quintana Roo.        

 

“Los contados Estados que pueden aún considerarse seguros en la República son aquellos en los que el aparato policíaco estatal cumple bien con su tarea y no los que se justifican sosteniendo que es  competencia de la Federación. Lo peor es que la crisis de seguridad ha dado lugar a la renuncia del Fiscal del Estado y del Jefe del aparato policiaco, lo que ha querido solucionar usted encargándole a un foráneo esa función, lo que ha creado la mayor inconformidad entre los quintanarroenses, cuyo ascenso a posiciones superiores resulta trunco por esta política que, desde el principio de su administración, desarrolla en beneficio, en su mayoría, de ciudadanos y empresarios de Puebla. 

 

“Ah! Y otra cosa: la gente entendió en sus mensajes de campaña que el combate a la corrupción no se refería sólo a la administración anterior si no que sería extensiva a la suya propia. Tiene que vigilar a sus colaboradores de quienes se empiezan a escuchar las mismas cosas que se decía de los funcionarios anteriores, no vaya a ser que al final de su mandato la principal demanda de la población sea meterlos a la cárcel. Hago votos para que usted pueda aprovechar, muy bien, los tres años que le restan a su administración, para beneficio de su Estado”.

 

 

 

Jueves, 17 Enero 2019 11:11

EL CASTILLO SAT PERSECUTORIO

Publicado en El Castillo Escrito por

EL CASTILLO

 

SAT PERSECUTORIO

 

En tanto se observan y registran las facilidades otorgadas por varios gobiernos estatales con tal de impulsar las inversiones, se presenta en Quintana Roo un fenómeno distinto, contrario. No pasa un año en el cual no se expida la imposición de otra carga tributaria. Cada uno de estos impuestos se presenta con un objetivo a seguir, sin embargo ninguna etiqueta parece ser suficiente para asegurar estas aplicaciones en los renglones bajo los cuales consiguieron su aprobación y, si esto no se logra, menos aún se transparenta la utilización. Ni el de nómina ni el destinado a la promoción turística han seguido puntualmente su respectivo destino. Aquél supuestamente creado para la conservación y mantenimiento de playas, tampoco. Se crea uno para el cuidado del ambiente y nos quedaremos, seguramente, sin saber en dónde fue utilizado. Lo mismo ha sucedido a aportaciones federales entregadas para su aplicación en programas y renglones a juicio de los gobernantes.

 

No conformes realizaron la reforma al Artículo Uno en el concepto de financiamientos e ingresos derivados en los municipios. Surgió, por llamarlo de alguna manera, un SAT local, uno con acta de nacimiento quintanarroense en el cual  se erige como órgano desconcentrado del gobierno estatal con carácter de autoridad fiscal por lo que queda autorizado para los cobros persuasivos pero también los coactivos. La sede se ubicará en Chetumal, pero en cada cabecera municipal tendrán representación con capacidad de registro y acciones de cobro a los contribuyentes. Una de las principales quejas existentes contra el SAT federal es el esquema persecutorio, en las acciones con las cuales aprecian a cada ciudadano como evasor tributario, en esa percepción de tratar con delincuentes que logra atemorizar a los causantes. El servicio del SAT estatal conocerá de esas mismas actitudes fomentadas desde las propias oficinas de Sefiplan.

 

La Ley expedida ni siquiera fue revisada a conciencia ya que en sus textos entra en severas contradicciones, lo que hace prever el desconocimiento de las legislaciones federales.  Según se lee en el inciso B del párrafo XVI, en sus facultades está “recaudar los ingresos federales coordinados, sean impuestos, derechos o contribuciones, mejoras, sus accesorios o cualquier otro ingreso, así como los productos o aprovechamientos que corresponden al Estado o a sus municipios de acuerdo con los convenios de coordinación fiscal federal”. Y pasa a un siguiente renglón en el cual se advierte: “no se incluyen los ingresos que se perciban de la Federación, las participaciones, aportaciones y convenios en los términos de la Ley de Coordinación Fiscal”. ¿Entonces? ¿Se recaudan o no los renglones pertenecientes a la Federación? ¿El manoseo de los convenios de coordinación fiscal federal a qué se debe?

 

Cada renglón de esta Ley recientemente aprobada y ya publicada es amenazante. Ninguna establece algún renglón de confianza para el contribuyente y tal acción se extiende hacia los contadores bajo la amenaza de ser también revisados. Ya se verá si tales determinaciones surten efecto cuando se trata de las grandes empresas, de las cadenas hoteleras, de los distribuidores, de los dedicados a los grandes parques de recreación, a los consentidos de todos los regímenes gubernamentales o si solamente serán severamente aplicados a los mismos de siempre, a los pequeños y medianos comerciantes y empresarios o a los causantes cautivos.

 

Si se suma a lo anterior los tributos con los cuales se carga a los visitantes, ya sean los pagados por el uso de aeropuerto y ahora en la modalidad de huéspedes, no parece existir llenadera recaudatoria para, finalmente, no lograr ningún objetivo claro de desarrollo, estabilidad financiera, inversión. Es verdad que a nadie le gusta pagar impuestos, pero menos aún ignorar a dónde va a parar ese dinero.

 

 

 

Web desarrollada por HunabKu Team.

Top Desktop version